Saltar al contenido

La Lectoescritura y Emilia Ferreiro: Todo sobre la alfabetización

“Leer no es descifrar. Escribir no es copiar”. Beatriz María Emilia Ferreiro Schavi nació en Argentina en el año de 1936. Es psicóloga, escritora y pedagoga y todos sus estudios y aportes a la educación tienen como base la teoría de Jean Piaget , que es un referente del constructivismo.

Ferreiro junto con Ana Teberosky hablan sobre las dificultades que tienen los niños al iniciarse en la lectura y escritura ya que hicieron múltiples estudios demostrando la analfabetización escolar y la deserción.

Libros de Emilia Ferreiro

Más sobre la Lectoescritura

Aquí obtendrás más información para trabajar la lectura y escritura con los niños:

Los Niveles de Lectura y Escritura

Ferreiro habla del desarrollo de la alfabetización inicial como un proceso psicogenético. Los niveles de escritura en preescolar y primaria según Emilia Ferreiro son 3:

Primer Nivel

  • Los niños buscan distinguir los dos modos de representación gráfica: los dibujos y la escritura. La diferencia entre ambas está en el modo en que las líneas están organizadas y la similitud es que en ambas hay líneas rectas, puntos o curvas.
  • Las características de cualquier sistema de escritura es que las formas son arbitrarias (puede variar entre los países) y están ordenas de manera lineal (se escribe horizontal).
  • Los alumnos no se esfuerzan en inventar nuevas formas de letras, es decir, aceptan las formas sociales. Por ejemplo lápiz en español y pencil es en el idioma inglés.
  • Se van logrando avances al considerar la cadena de letras como objetos sustitutos y hacen una clara distinción entre los dos modos de representación: icónica (dibujo) y no icónica (escritura).
  • Se da la hipótesis de variedad y de cantidad.

Segundo nivel

El proceso de escritura es el siguiente:

  • Comienzan a buscar diferencias gráficas que puedan sustentar las diferentes intenciones. Se preguntas: ¿Por qué a veces se escriben más o menos letras?
  • Comprenden que dos cadenas de letras idénticas no pueden decir nombres diferentes.
  • En este nivel se da la Hipótesis de tamaño.
  • El razonamiento de un niño es que una palabra debe tener como mínimo 3 letras y como máximo 6 ó 7.
  • Si el alumno tiene un amplio repertorio de grafías puede variarlas para diferentes palabras. Pero si tiene pocas letras recopiladas puede cambiar sólo una o 2 letras o modificarlas de posición.

Tercer nivel

  • Según Emilia Ferreiro, en ésta etapa de lectoescritura se dan los 3 periodos de la escritura: nivel silábico, silábico-alfabético y alfabético.
  • Una de las escrituras más importantes es el nombre propio del niño.
  • Algunos niños llegan al nivel silábico con un control cuantitativo: escriben las letras como si fueran sílabas. Es común encontrar producciones escritas silábicas donde hacen uso de las vocales o usan las letras iniciales de su nombre.
  • Los monosílabos constituyen un gran obstáculo para la construcción de las hipótesis.
  • Aún no manejan aspectos ortográficos como la puntuación, los espacios, las mayúsculas o minúsculas.
  • Comprenden la relación sonido-grafía.
niveles de escritura según Emilia Ferreiro y Ana teberosky
Estrategias básicas en el proceso de escritura

¿Cómo aprende un niño?

Todo niño adquiere conocimientos, habilidades y actitudes de manera significativa a través de la construcción, del descubrimiento, del redescubrimiento (volver a descubrir lo que ya había aprendido) y a través del uso de la memoria.

El niño aprende sólo más no aislado, ya que somos seres sociales que necesitamos relacionarnos con otras personas, como lo menciona Erickson en su teoría psicosocial En el siguiente vídeo observarás cómo niños de 4 años están comenzando el proceso de trabajar en equipo:

Hipótesis en el Proceso de la Lectura

Según el constructivismo, el niño formula hipótesis antes o durante el proceso para aprender a leer. Recordemos que una hipótesis es una suposición que puede ser comprobada o desechada. Son 4 las hipótesis de lectura:

* Hipótesis por nombre:

Los niños suponen que las palabras o letras dicen lo que son las cosas. Por ejemplo: existen diferentes marcas de plumas, más sin embargo, el infante cree que las letras que tiene sobre el objeto dicen  “pluma”.

* Hipótesis por variedad:

Cuando el niño tiene en su pensamiento esta hipótesis quiere decir que para que pueda leer una palabra es necesario que tenga signos variados. Si no hay variedad en las grafías o letras no se podrá leer. Por ejemplo: las palabras mamá, papá, Pepe, ojo, etc tienen poca variedad a las palabras hormiga o mosquito (las últimas son más fácil de leer en ésta hipótesis).

* Hipótesis de tamaño:

Piensan que la palabra debe ir de acuerdo al objeto que se hace mención. Por ejemplo: generaría un conflicto leer las palabras oso o mosquito porque no concuerdan con la realidad (oso es una palabra muy chica a lo que realmente representa el animal y o mismo pasa con la palabra mosquito).

Para un niño con ésta hipótesis le resulta más fácil leer las palabras elefante, rinoceronte, montaña, porque sencillamente concuerdan con la realidad.

Para que una palabra pueda ser leída debe tener un tamaño acorde al referente.

* Hipótesis de cantidad

Piensan que una palabra sólo puede ser leída si tiene como mínimo 3 letras. Por eso les cuesta leer los monosílabos. Por ejemplo: yo, no, él, sí, té, más, de, fue, etc.

Periodos en el Proceso de la Escritura

Ferreiro señala 4 periodos para el proceso de la escritura:

* Periodo presilábico:

Se refiere a todo lo que se da antes del concepto de sílaba. Aquí el niño no logra diferenciar entre un dibujo y la escritura y cuando se le pide escribir algo escribe pseudoletras, es decir:

  • Realiza garabatos.
  • Mezcla números con letras y dibujos.
  • Efectúa rayones.

* Periodo silábico:

Por cada sílaba que el pequeño escribe usa una grafía o letra. En el nivel silábico ya no realiza dibujos, ni garabatos ni rayones. Construyen mentalmente el concepto de sílaba sin saber lo que es. Por ejemplo: le pides que escriba cuatro y sólo pone a o; que escriba Mónica y escribe M n a .

* Periodo silábico-alfabético:

Gracias a la interacción con todo lo que le rodea, el niño pone a prueba su hipótesis silábica y se va dando cuenta de que no es la más adecuada porque al intentar leerlas le sobran o faltan letras.

Durante este periodo, los niños en ocasiones finalizan con una letra para representar una palabra y otras veces escribe una letra por cada sonido.

emilia ferreira

* Periodo alfabético:

Escriben con una correspondencia entre los fonemas y las grafías. Al principio de este periodo suele haber errores ocasionales como las omisiones, sustituciones o inversiones de letras.